Eduimagen

eduimagenActualmente las imágenes son un poderoso medio de representación, de conocimiento y de transformación de la realidad. Una de las características más relevantes de la sociedad, es su gran capacidad para la producción, la transmisión y el consumo de imágenes.  Ander – Egg  (1999) nos dice: que en una sociedad en donde lo icónico nos rodea por todas partes, la imagen se ha transformado en uno de los medios expresivos y comunicativos más relevantes.

La iconósfera y el progresivo desarrollo de la cultura visual han convertido a las imágenes en un medio imprescindible de conocimiento y comunicación que crece año tras año. Debido a ese  incremento del mundo de la imagen, es preciso educar a las personas para la comprensión y el disfrute de su contexto visual, desarrollando en ellos las habilidades, conocimientos y valores propios del lenguaje visual, como parte integral de su formación.

Masterman (1993) plantea el necesario reconocimiento por parte de las escuelas de la importancia de desarrollar en sus estudiantes la habilidad de examinar las imágenes visuales y de evaluar los testimonios visuales que reciben, por tal razón, este autor asegura que la competencia visual debería llegar a ser una destreza transversal en la enseñanza y aprendizaje de todas las asignaturas del sistema escolar.

En este mismo orden de ideas Kaplún (1998), comenta que  lo importante de la educomunicación es que el educando realice su propio descubrimiento en torno a la intención que está implícita en los mensajes de los medios. Lo que importa aquí, más que enseñar cosas y transmitir contenidos es que el sujeto aprenda a aprender, que se haga capaz de razonar por sí mismo, de superar constataciones meramente empíricas e inmediatas de los hechos que lo rodean (conciencia ingenua) y desarrollar su propia capacidad de deducir, de relacionar, de elaborar síntesis (conciencia crítica).

En los procesos de enseñanza y aprendizaje en el área de la educomunicación, el estudiante se debe formar en un primer aspecto, referido a  la semiótica y el lenguaje audiovisual y su aplicación a la realidad en los medios masivos de comunicación. Posteriormente, en un segundo aspecto, que trata de que el educando posea las habilidades para evaluar de forma reflexiva y crítica los discursos y mensajes massmediáticos.

La autonomía crítica según Masterman (1993) no se trata que la educación audiovisual posibilite a los estudiantes reproducir fielmente las ideas, los puntos de vista o la información que le suministre el docente. Tampoco debe consistir exclusivamente en exhortar el propio punto de vista crítico de los estudiantes en el aula de clases. Reside en desarrollar en los aprendices la confianza en sí mismos, la madurez crítica y que posean las habilidades para aplicar juicios críticos a los documentos que hallen en el futuro. La prueba  más importante y valiosa de cualquier programa de educación audiovisual, es verificar, que los estudiantes son críticos en cuanto a la utilización y comprensión de medios, aunque el docente no está presente.

Asimismo, el análisis crítico y la producción de medios educativos ayudan a conocer el lenguaje visual y fomenta la creatividad a través del uso de las imágenes. El proceso que nace en la idea, pasando por la documentación, la redacción de contenidos, hasta la edición, enseña a pensar en imágenes y esto es más importante que el propio producto final.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s